La Biblioteca Popular Monte Chingolo celebra el regreso del Plan Nacional de Lecturas

La Biblioteca Popular Monte Chingolo celebra la decisión del gobierno nacional para relanzar el Plan Nacional de Lecturas, una herramienta educativa y de promoción cultural fundamental de la Argentina, que había sido discontinuada en 2016.
El Plan Nacional de Lecturas, creado en 1984 durante la presidencia de Raúl Alfonsín y suspendido en el 2016, fue relanzado el lunes pasado por el presidente Alberto Fernández y el ministro de Educación, Nicolás Trotta, con el fin de "poner un libro en las mano de los chicos" y alcanzara  los 10 millones de estudiantes de primaria y secundaria de todo el país.
Para este objetivo se pondrá en marcha la reedición de la colección “Leer por leer”, destinada a escuelas secundarias y de adultos, y se producirá una nueva serie de antologías para cada año de la escuela primaria.
Un Consejo Asesor, que será conformado por rectores, referentes literarios, editoriales y representantes de la comunidad educativa de las 24 jurisdicciones del país, será el encargado de definir y seleccionar las obras que formarán parte del nuevo Plan.
Además de estimular la lectura como una experiencia cotidiana y desde una perspectiva federal, el Plan se propone reactivar la industria editorial argentina, considerablemente afectada por la actual crisis económica.
Asimismo, estudiantes de todos los niveles podrán participar del concurso federal “Yo sueño, yo escribo”, que culminará con la publicación de una selección de cuentos y poemas.
El programa contará con una campaña de difusión en los medios de comunicación (“Una que leamos todos”) orientada a promover propuestas para leer en familia como forma de recuperar la lectura en los hogares y en el espacio público.
Como parte de esta iniciativa también se realizará una Encuesta Nacional de Lectura para obtener información sobre el estado de situación (desde 2015 no hay registro) y compartir experiencias con países latinoamericanos y de Iberoamérica.
También habrá una Red Federal de Mediadores y Comunidades de Lectura en escuelas y bibliotecas y otros espacios, que compartirá trayectos de formación, encuentros con autores y especialistas y nuevas colecciones de libros que el Estado volverá a distribuir.
La iniciativa fue presentada en el Museo del Bicentenario por el Jefe de Estado, quien aseguró que este plan "busca volver a poner un libro en la mano de los chicos, volver a hacer que sus padres les cuenten los mejores cuentos y volver a entender lo valioso de la lectura y del que escribe”,
Fernández remarcó la necesidad "del hábito de la lectura a los chicos, en tiempos donde la pantalla le gana al libro, es maravilloso y es necesario porque también es una forma de agilizar la imaginación”.
Trotta afirmó que "al 70% de los niños de sectores vulnerables nunca les han leído un cuento", por lo que este programa habilitará la lectura de 180 cuentos, uno por cada día de clases, para establecer espacios ad hoc en las escuelas "tanto con libros como en formatos multiplataformas".
“Este es un plan democrático, universal, inclusivo y también multiplataforma. Creemos fundamental impulsar esta iniciativa que permite que el derecho a la lectura sea uno accesible para todos los argentinos y todas las argentinas”, sostuvo Trotta.
"La idea es que estos espacios de lectura formen parte de la currícula, no solo de Lengua, sino como un espacio transversal, para lo cual habrá una fuerte capacitación a los docentes", dijo Trotta a Télam y añadió: "Sabemos que la lectura es un pilar fundamental y queremos retomar esta tarea para lo cual pusimos al frente a Natalia López Portas".
"Queremos llegar a las familias, que las lecturas vuelvan a ser parte de las experiencias cotidianas en los hogares", sostuvo el ministro, para lo cual "pretendemos llegar a los diez millones de chicos, a los docentes y a los bibliotecarios".
Respecto a la difusión del Plan, "pondremos en marcha lo que dijo el presidente Alberto Fernández para utilizar la pauta publicitaria en la difusión de este tipo de programas, ya que la comunicación es muy importante para el éxito del plan", puntuializó.
"Esta es una forma de lograr que el niño y la niña se apropien de los aprendizajes; queremos llegar a los diez millones de niños a través de esta iniciativa que propone recuperar los espacios de lectura en la escuela", dijo Trotta.
Estuvieron en el acto los ministros de Cultura, Tristán Bauer, y de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo.
También asistieron el presidente de la Cámara Argentina del Libro, Martín Gremmelspacher, titulares de sindicatos docentes y reconocidos escritores como Claudia Piñeiro, Eugenia Almeida, Guillermo Martínez, Silvia Schujer, Ema Wolf, Alejandro Dolina, Juan Sasturain y Darío Sztajnszrajber.
La Biblioteca Popular Monte Chingolo abre sus puertas a la comunidad desde noviembre de 2002 con una oferta cultural y educativa que busca ser una herramienta de transformación social.
La biblioteca funciona de lunes a viernes de 10 a 16 en la antigua estación de trenes de Monte Chingolo, en General Pinto 4752. Todas las imágenes, videos y notas sobre las actividades de la institución están disponibles en www.bpmontechingolo.com.ar.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.